Errores del corredor principiante

Errores del corredor al principio

Errores del corredor al principio

 

Ten paciencia y no te precipites

Cuando no estamos habituados al entrenamiento, queremos llegar a los resultados cuanto antes. Esto es un grave error, ya que precipitarse a la hora de conseguir objetivos puede hacerte caer en lesiones y más lesiones. No caigas en pensar que tú puedes con todo, no quiero decir que no seas capaz, pero si te digo que te lo tomes con algo de calma. Párate y recapacita, traza un plan, piensa para que si estás preparado y para que no estás preparado. Creo que si llevas meses sin entrenar o estás empezando ahora, nunca se te ocurriría hacer una maratón el primer día de entrenamiento.

Errores que debe evitar un runner principiante

 

1. Traza tu propio plan de entrenamiento

En primer lugar, como te indicaba en el párrafo anterior, no salgas a lo loco a correr y correr, tómate un momento y traza tu plan de entrenamiento. Mírate, se honrado contigo mismo y piensa que es lo que puedes alcanzar, es decir, si no eres capaz de correr 10 minutos seguidos, no pongas en tu planning ningún día para salir 15 minutos a correr. No tengas nada que temer a lo que te puedan decir otros compañeros de carrera, sólo piensa en lo mejor para ti.

Si estás empezando con el running, combina minutos de carrera y minutos de andar, ya llegará el día en que no tengas que andar. Si eres constante todo se puede conseguir. Cuando estés en los minutos de carrera, intenta llevar un ritmo en el que puedas ir conversando con otro compañero. En cuanto a los minutos en los que vas andando, hazlo a un ritmo medio alto. Para llevar un mejor control del ritmo, puedes utilizar un pulsómetro. Como por ejemplo, la pulsera de actividad Garmin Vivosmart. Suelen ser muy sencillos de utilizar y te dan datos que te ayudarán a mejorar.

 

2. No salgas a correr todos los días

No te ofusques con la carrera, salir a correr todos los días sin dejar ni un solo día para el descanso es contraproducente, castigarás a tu cuerpo innecesariamente. Debes dejar que tu cuerpo se vaya adaptando a los entrenamientos para así poder mejorar. Todo el mundo necesita descansar, es como recargar las pilas para volverlas a utilizar. Sal a correr tres o cuatro veces a la semana, si aún así quieres más, haz otros deportes como la natación, ve al gimnasio para mejorar tu musculación, haz yoga, etc.

Correr trabaja sobre todo el tren inferior, pero también hay un tren superior que debe estar compensado, así que no castigues tu tren inferior y ayuda a que el tren superior esté a la par.

 

3. No olvides los estiramientos

Los estiramientos hay que hacerlos, ya sabes, tómate al menos 10 minutos para estirar, sin prisas. Generalmente deberías estirar isquiotibiales, cuádriceps, gemelos o piramidal. Estira un tiempo de más o menos 15 o 20 segundos, sin estirar de más, ni rebotar.

 

4. Las series sí, pero preparado

Se dice mucho por ahí que un corredor que no hace series nunca mejorará su marca personal. Para mejorar las marcas personales se aconseja con mucha frecuencia entrenar con series, tramos de recorridos mas o menos cortos a mayor velocidad que la que sueles llevar en carrera. Pero no te equivoques, primero antes de nada, coge forma, es decir, establece una base sólida. Una vez que has conseguido esa base, entrena con series, pero no más de uno o dos días, no querrás sobrecargarte!! 🙁 .

 

Las series suelen variar, puedes hacer series cortas, en las que aumentarás tu ritmo pero nunca al máximo, después seguirás con un trote suave de recuperación y volverás a por otro cambio de ritmo. Por ejemplo series de 20 segundos más rápido y 40 segundos de recuperación. También puedes hacer series más largas, por ejemplo de 2 minutos con aumento de ritmo y 2 minutos 30 segundos de recuperación.

 

Las series son entrenamientos con cambios de ritmo, es decir, vas a cierto ritmo de carrera con tu trote y cuando llega el turno del cambio de ritmo lo aumentas, esto no quiere decir que realices un sprint, sino que cambies de situación. Tu cuerpo está habituado al trote y le haces cambiar de ritmo para que se adapte a situaciones nuevas y así poder mejorar, pero recuerda, no es necesario entrenar al 100 por 100 a todas horas.



5. Muchos kilómetros, mejor poco a poco

Alguien que ve que va mejorando sus marcas semana tras semana, que hace carreras de menor kilometraje como las de 10 Km, 5Km y siente que quiere más tiene que llevar cuidado. Al verse con fuerzas empieza a aumentar el número de carreras al mes o directamente piensa que es el momento para correr medias maratones, nada más y nada menos que 21 Km, o incluso maratones (42 Km). Para no sentirte sobreentrenado no deberías hacer más de tres carreras al mes, eso si hablamos de carreras de 5 Km o 10 Km. En el caso de las maratones y las medias maratones normalmente se necesita un entrenamiento más prolongado en el tiempo y tener más o menos una marca de 1 hora y 20 minutos en las carreras de 10 kilómetros.

Ya sabes, entrena, haz deporte pero hazlo con cabeza y no te precipites. Más vale tener un día de descanso a la semana o ir mejorando tus marcas poco a poco que caer en una lesión que te impida salir a entrenar por varios meses, cuya consecuencia es volver a empezar a correr desde cero, eso en el mejor de los casos, ya que pueden quedar secuelas tras una lesión.

 

 

Errores del corredor al principio
5 (100%) 2 votes